Tratamiento de candidiasis vaginal

De manera general las personas compartimos una estructura anatómica bastante similar, de manera específica la medicina y la ciencia se apoyan en los puntos que detonan las diferencias de importancia en cuanto a la genética y a los factores de afección propios de cada individuo, y de manera discretizada (separar en variables) tenemos la distinción entre eventualidades únicas que le ocurren a los hombres y otras a las mujeres, como es el caso de la candidiasis vaginal, padecimiento que conlleva intrínseco en su nombre la condición de tener “vagina” para presentarlo.

En palabras sencillas, la candidiasis vaginal es una infección micótica que se debe al descontrol en el crecimiento del hongo común “Candida Albicans”, el cual habita la flora vaginal, esta infección no es mortal, aun así requiere de atención debido a que todo padecimiento ignorado puede confluir en un mal peor, como por ejemplo entrar en el torrente sanguíneo y ocasionar una infección fúngica sistémica.

candidiasis vaginal

Este descontrol en la colonización del hongo puede darse debido a estimulación por:

  • Uso de antibióticos.
  • Píldoras de anticonceptivos con dosis altas de hormonas.
  • Personas con un nivel elevado de azúcar en sangre (ya que fomentan que las bacterias se reproduzcan)
  • Cambios en el sistema inmunológico.
  • Uso de glucocorticoides, entre otros.

¿Cómo saber si tienes candidiasis?

La candidiasis vaginal es una afección no es silenciosa, deja notar su presencia mediante los siguientes síntomas:

  • Picazón: picores fuertes en la zona genital.
  • Ardor y molestias sobre todo en el momento de orinar o de tener relaciones sexuales.
  • Irritación con enrojecimiento
  • Flujo constante y abundante con cambio de tonalidad a blanco
  • Sensación de dolor en los genitales (ocasional).
  • Inflamación de los labios, la vulva y la vagina
  • Aparición de un flujo espeso y con grumos, (olor ocasional)

Es importante saber que este cuadro sintomático tiene similitud con otras afecciones vaginales por lo que se recomienda acudir de inmediato al ginecólogo.

Tratamiento natural de la candidiasis vaginal

El tratamiento natural de esta afección se enfoca en la reducción toxinas en el cuerpo, garantizando así equilibro en la función digestiva, en la flora intestinal y vaginal, restaurando la inmunidad de manera de poder eliminar la levadura por completo.

yogur para la candidiasis vaginal

Tratamientos:

1. Aceite de coco, tomado vía oral entre una (1) y dos (2) cucharadas al día (es necesario saber que de abusar se puede subir de peso).

2. Aceite de coco por vía tópica, empapar un algodón y frotar en la zona afectada. Los ácidos grasos (como el ácido cáprico, el ácido caproico, ácido mirístico, ácido láurico presentes en el aceite de coco) son antimicrobianas, antivirales y anti-hongos.

3. Té de Raíz de bardana entre 2-3 tazas de té de raíz de bardana al día: Una (1) taza de agua hervida para media (1/2) cucharadita de hierba de raíz de bardana, reposar quince (15) minutos, colar y beber.
La raíz de bardana tiene propiedades anti-hongos, además purifica el torrente sanguíneo, ayuda en la limpieza de las toxinas de sus órganos internos infectados.

4. Extracto de semilla de pomelo, tomado vía oral tres (3) veces al día de una infusión de entre 5 – 10 gotas en una (1) taza de agua.

5. Extracto de semilla de pomelo vía tópica, lavando la zona afectada con una infusión de entre 5 – 10 gotas en dos (2) tazas de agua.
Extracto de semilla de pomelo contiene antibiótico natural y las propiedades anti-hongos. Este extracto natural es más eficaz equivalente hasta treinta antibióticos y dieciocho fungicidas!
Precaución: embarazadas y las mujeres que menstrúan deben evitar el uso de extracto de semillas de pomelo.

6. Ajo; machacar y consumir entre dos (2) y cuatro (4) dientes de ajo al día.
El ajo es uno de los mejores anti-sépticos naturales. Sus componentes La alicina y Ajoene cuentan con excelentes propiedades antifúngicas y antimicrobianas.

7. Té de Oregano, tomado vía oral, vía oral dos (2) veces al día de una infusión de 1-2 cucharaditas de hojas de oregano en una (1) taza de agua hirviendo, reposar quince (15) minutos, colar y beber.

8. Té de Oregano vía tópica, lavando la zona afectada con una infusión de 1-2 cucharaditas de hojas de oregano en 2 – 4 tazas de agua hirviendo, reposar quince (15) minutos, colar y usar.

El orégano tiene químicos microbianos que pueden deshidratar todo tipo de hongos y levaduras.

9. Yogur natural sin azúcar vía tópica, frotando la zona afectada dos (2) veces al día.

10. Comer Yogur.

Los probióticos del yogur ayudarán a regularizar la flora vaginal. Embebe el tampón en yogur y colócalo en la vagina por las noches y retira por la mañana.

Tratamiento para la candidiasis recurrente

Una candidiasis vaginal recurrente debe cumplir con algunas de las siguientes características:

  • Ser recurrente, con más de 4 episodios por año
  • Provocar síntomas muy intensos.
  • Ser causado por una cándida que no la Candida albicans, como, por ejemplo, Candida glabrata.
  • Afectar a mujeres embarazadas, pacientes con diabetes mal controlada o cualquier enfermedad que causa inmunosupresión.

El tratamiento puede ser difícil, lento y frustrante. El tratamiento se basa principalmente en eliminar la infección actual y prevenir la recurrencia, y esto de prevenir la recurrencia se plantea controlando los factores de predisposición del organismo.

Ahora bien, puntualmente l tratamiento más adecuado para la candidiasis recurrente es el comprimido Fluconazol 150 mg por vía oral de 3 dosis con intervalo de 72 horas entre cada una. Al cabo de este ciclo de medicina constante, se inicia el tratamiento preventivo con Fluconazol 150 mg, 1 tableta por vía oral 1 vez a la semana durante 6 meses.

Existen otros tratamientos intravaginales, que deben ser consultados por un ginecólogo.

Más Artículos Interesantes

Comentar tratamiento